barbacoas de leña

La última actualización fue el:17 diciembre, 2018 7:20 pm

Los amantes de la buena comida y compañía saben que las barbacoas son la herramienta perfecta que permite combinar está actividad sin causar problemas a los acompañantes. El fuego es parte fundamental de cualquier barbacoa ya que es el encargado del tiempo y sabor general de nuestra comida, sin importar el tipo de aderezo utilizado. Se puede elaborar a partir de carbón o leña, dependiendo de la preferencia de los usuarios. La leña es la principal opción a la hora de elegir un conductor del fuego ya que aporta gran sabor.

Dependiendo del árbol que se utilice, la leña añade un aroma o gusto que le da un sabor característico y único a la comida, aunque puede ser un gran condicionante dependiendo de la época del año o donde se puede adquirir la misma, por lo que cuando esta opción se complica, los usuarios prefieren recurrir al carbón envasado. Muchos son los países que se han dado a conocer gracias a las brasas elaboradas con leña de encina o con otros sarmientos de la vid, procedentes del despalillado y podado de las cepas durante el descanso invernal. Las barbacoas de leña tienen el mismo diseño y funcionamiento que las de gas, solo que necesitan una constante atención a la intensidad del fuego, pudiendo significar más trabajo pero dando un mejor resultado.

La leña es muy práctica a la hora de preparar una barbacoa, para muchas personas resulta sencillo encender la misma con piñas secas, ya que además de hacer rápido el proceso está aporta un perfume intenso que se mejora cuando las mismas se ahuman de forma lenta, sobre todo si se utilizan en la cocción de pescado. Antes de adquirir leña para tu fiesta o reunión debes saber cual te será más útil. A continuación te presentamos diversos tipos de leña que pueden combinar de la mejor forma con diferentes alimentos.

La leña de encina es ideal para pescados, arroces de pescado y cordero. La leña de piña es recomendada para pescados azules y paellas, carne o verduras.

La leña de olivo es la que aporta un sabor único a las verduras y hortalizas y por último los sarmientos de vid aportan un toque a las carnes que no se consigue con ningún tipo de aderezo. Sea cuál sea el tipo de leña que utilices en tu barbacoa, recuerda que la misma debe estar bien seca, para que al quemarla se obtenga primero una brasa al rojo vivo que pasará a tener una tez blanquecina que evita que el fuego se avive cuando entre en contacto con la grasa. También debemos recordar que todas las maderas no se calientan a la misma temperatura, por lo que se debe considerar el tiempo de quemado de las mismas antes de alcanzar las cenizas.

Una vez escogida la leña y el tipo de alimento, solo necesitas reunir todos los utensilios necesarios para lograr la comida perfecta. Reune a tus amigos o familia en cualquier espacio, preferiblemente el exterior para evitar molestias con el humo de la leña y crea las mejores de las comidas posibles.
Tambien te puede interesar:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta