barbacoa ahumador

La última actualización fue el:22 octubre, 2018 8:42 pm

El ahumador es una variación de la parrilla que recientemente ha sido integrado a las barbacoas. Estos elementos cocinan la carne dentro de un recipiente cerrado, el cual utiliza humo creado a una temperatura media; es precisamente el calor de ese humo el que genera la cocción de los alimentos, mientras que los otros componentes del mismo le confieren un sabor especial.

Como ocurre con las parrillas, existe una gran cantidad de ahumadores de barbacoas dentro del mercado. Puedes encontrar aquellos que trabajan con carbón, gas o electricidad y los clásicos hornos de ladrillos, todos con un objetivo fundamental: producir calor uniforme capaz de cocinar la carne lentamente, mientras que se impregna de deliciosos aromas.

¿Cómo funcionan los ahumadores?

El diseño de la mayoría de los ahumadores consiste en un gran cilindro metálico que mantiene el contacto de la carne directamente sobre el humo producido por las brasas, para ello las carnes serán extendidas sobre la parrilla o colocadas encima de un asador giratorio. Actualmente se han creado numerosos diseños capaces de controlar el calor, para ello utilizan diversos amortiguadores, como por ejemplo un depósito de agua capaz de enfriar al humo cuando es demasiado denso. El agua absorbe algo del humo y al mismo tiempo libera algo de vapor, así pues los remolinos de humo suben por medio de la cámara de convección, el humo se enfría y luego tiene contacto con la carne nuevamente.

Se puede decir que una barbacoa común que posea una parrilla y tapa cumple la misma función de un ahumador, sin embargo, el diseño del ahumador se encuentra especialmente diseñado para que la carne sea cocida en su totalidad utilizando solamente el humo emitido por las brasas. De hecho tal impacto tiene el humo que puede cambiar el olor y sabor de la carne que haya sido cocinada, pues utilizando diversos tipos de madera y carbón se puede obtener un sabor único para cada carne, por ello el nogal americano, cerezo, mezquite y aliso, suelen ser las opciones más utilizadas por los verdaderos expertos en carne.

Preparación previa del ahumador

A diferencia de cocinar en una barbacoa normal, cuando se utilizan los ahumadores se debe cumplir una serie de pasos previos a la exposición de la carne a su calor. Preparar el humo lleva mucho tiempo y más cuando se desea obtener un sabor en especial, lo cual se va a lograr utilizando la madera o el carbón adecuado. Luego de finalmente obtener la temperatura deseada puede llevar mucho tiempo la cocción de la carne, incluso puede tardar todo un día, por lo que no es recomendable encender el ahumador a tan solo una hora de la cena.

Dentro del mercado podrás encontrar ahumadores hechos de metal y de hierro fundido adheridos a la barbacoa, pero también existen hornos especiales para ahumar de ladrillo que funcionan a la perfección. El ladrillo utilizado para la construcción de un ahumador puede ser de barro o bloques de hormigón, en este caso esta superficie no va a modificar el sabor de la carne, pero si permite que el proceso de cocción sea un poco más rápido, pues tiene una gran capacidad para atrapar las elevadas temperaturas del humo.
Tambien te puede interesar:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta