barbacoa acero inoxidable

La última actualización fue el:22 octubre, 2018 9:38 am

Las barbacoas se han vuelto tan importante en nuestras vidas que ahora tenemos una infinidad de modelos para elegir, bien sean portátiles, de acero, de jardín, etc. De la misma forma se pueden clasificar dependiendo del material, siendo las más comunes el hierro y el acero inoxidable, presentes en la mayoría de los modelos disponibles actualmente. Las barbacoas con estos materiales tienen propiedades diferentes que debemos conocer, sobre todo si se está pensando en adquirir una.

Las barbacoas de acero inoxidable y hierro son las que tienen una superficie adecuada para la preparación de cualquier clase de alimentos. Las de hierro tienen una superficie de cocción tradicional, que aporta a todos los alimentos, líneas de color oscuro muy similares a las que se consiguen con una parrilla. Por otro lado, las barbacoas de acero inoxidable son las que tienen una superficie de cocción antiadherente, que permite una elaboración más sencilla de la comida, solo se necesita un poco de aceite para evitar que los alimentos se peguen, además la comida se cocina de forma pareja sin ningún problema.

Estos dos tipos de barbacoa son muy similares pero al mismo tiempo muy diferentes, sobre todo si hacemos referencia al calor. Las de hierro tardan más tiempo en calentarse, contrario a las de acero, las cuales retienen el calor de forma más eficiente, aun cuando están completamente apagadas. Las de acero inoxidable se calientan de forma más lenta pero el calor puede disiparse de forma más rápida.

La limpieza de las barbacoas es otro de los aspectos a considerar por los usuarios. No todos los materiales se limpian de la misma forma, por lo que se debe considerar el proceso antes de adquirir una.

Las barbacoas de hierro requieren más trabajo y puede que se necesite utilizar cepillos con cerdas metálicas que de forma más sencilla eliminen todos los restos de comida que se adhieren al metal. Las de acero inoxidable no necesitan tanta fuerza para una limpieza completa, solo se debe tener cuidado y utilizar los líquidos especiales para este tipo de material, así como aplicarlos con herramientas especiales y así evitar rayar la superficie. Quienes son expertos en el tema han comentado que la mejor forma de conseguir la barbacoa perfecta es con carbón vegetal y justamente las barbacoas de acero inoxidable son perfectas en ello por su alta calidad, su durabilidad, además que son fáciles de limpiar y en ellas no se observan rastros de oxido.

Las parrillas se pueden lavar en el lavavajillas, haciendo más sencillo el proceso. Estas puedes encontrarlas de diferentes modelos y formas, por lo que de seguro encuentras un modelo que se adapte a tus necesidades y al espacio que dispongas para ellas. Las barbacoas aportan un toque diferente a tu exterior ya que te ofrecen el espacio óptimo para cocinar y con sus ruedas podrás desplazate con facilidad en la terraza o jardín.

Tambien te puede interesar:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta